Iglesia Universal, Iglesias Particulares.

Precio: Q 30,00

Texto

La Conferencia Episcopal de Guatemala, en su Carta pastoral 500 años sembrando el Evangelio, del año 1992, se comprometió a “construir una iglesia autóctona con rostro, corazón, pensamiento, agentes pastorales y organismos propios” (n. 12.2), entendida ésta como “la iglesia indígena que vive la catolicidad de la Iglesia Universal, desde la diversidad propia que ha recibido del pueblo que la conforma” (n. 8.3.17).

 

El Concilio Vaticano II no hizo la teología de la Iglesia Particular, pero sí abrió puertas para que las Conferencias Episcopales y el Obispo de cada diócesis hicieran caminos. El caminar de estos últimos treinta años ha sido muy desigual, con momentos privilegiados del Espíritu como Medellín o Puebla a nivel latinoamericano y, también, frenazos y pecados de omisión no realizando y llevando a la vida lo que los propios documentos tan bellamente han afirmado o propuesto.

 

Motivados por nuestros obispos de Guatemala, un pequeño grupo de agentes de pastoral de la diócesis de Verapaz nos hemos reunido durante el año pasado, un día al mes, para “estudiar” los documentos del concilio Vaticano II y a los estudiosos de la eclesiología moderna católica para tratar de responder las inquietudes y preocupaciones que nos nacen en la pastoral de una iglesia local tan peculiar como la nuestra.

 

El trabajo que estamos presentando es el resultado de este estudio. No son todos los aspectos tratados sino aquellos que consideramos iluminan mejor el tema para, posteriormente, estudiar con mayor profundidad la vida de la Iglesia Particular. Consideramos que deben ser leidos, y así los presentamos, como cuatro capítulos de un mismo tema: Iglesia Universal-Iglesias Particulares.

La Perspectiva Histórica nos ayuda a ver los énfasis y olvidos que ha tenido la relación Iglesia Universal-Iglesia Particular durante estos veinte siglos. Una cuestión abierta expone el momento en que se encuentra la reflexión eclesiológica actual con respecto a esta relación y sus posturas diferentes. Con Sacramentalidad de la Iglesia exponemos la Iglesia como misterio, como sacramento de Jesucristo. La nota de Catolicidad se ha desdibujado tanto que urge redescubrirla con sus consecuencias.

 

Con esta publicación el Centro Ak’ Kutan desea contribuir y colaborar para que el compromiso de nuestros obispos de “construir una Iglesia que viva la catolicidad desde la diversidad propia” se vaya haciendo realidad no sólo en la Verapaz sino en toda Guatemala.